Cómo combatir el estrés laboral

  • 0

Cómo combatir el estrés laboral

Category : novedades

El estrés laboral es el efecto del desequilibrio entre las exigencias del trabajo y los recursos de que dispone una persona para hacerles frente. Es un estrés de tipo crónico (a diferencia de la situación de peligro ante la que se exige una reacción fisiológica del organismo inmediata y de corta duración) que con seguridad acabará afectando a la salud del que lo padece.
Como tal desequilibrio, no siempre deriva de un exceso de trabajo: una actividad laboral poco demandante, sin contenido, en la que el trabajador no pueda desarrollar sus recursos personales, puede ser igualmente generadora de estrés.

Los factores de riesgo que es preciso controlar para prevenirlo van desde exigencias excesivas en cuanto a carga de trabajo, falta de control o autonomía sobre los procesos , hasta apoyo social escaso o compensación insuficiente.

Abordar el problema del estrés laboral

1- Sensibilizar

Dando a conocer lo que es realmente el estrés laboral (problema importante de salud) y logrando el compromiso de todos los integrantes de la empresa en su prevención y gestión, puesto que todos tienen su responsabilidad.

2- Gestionar la prevención y prepararse para el cambio

Evaluar riesgos con una guía estructurada adecuada y detectar los posibles efectos sobre los trabajadores para poder intervenir cuanto antes.

Gestión del estrés

1-Medidas evaluadoras de

-Exigencias excesivas
-Falta de control sobre tiempos y/o procesos
-Falta de apoyo social
-Relaciones conflictivas
-Falta de definición de cometidos
-Mala gestión de los cambios
-Violencia de terceros

2-Medidas correctoras

-Asegurar la rapidez en notificación de problemas
-Comunicación entre partes confidencial y eficaz

-Establecimiento conjunto de acciones y puesta en marcha inmediata
-Supervisión y documentación de los planes de acción y sus posibles modificaciones

3-Medidas preventivas

1-Deben priorizarse las de carácter colectivo, centradas en la implicación de todo el personal y en la organización del trabajo:
-Fomentar estilos de dirección participativa, implicando a los trabajadores en lo que les concierne.
-Mejorar la comunicación, tanto de los objetivos de la empresa como de las disfunciones observadas por los empleados.
-Adaptar la carga de trabajo a los recursos y capacidades de los empleados
-Dar la posibilidad de utilizar plenamente las competencias personales
-Formar, implicar y establecer claramente las funciones del personal
-Favorecer flexibilidad en tiempos y espacios
2-De carácter individual
-Reforzar medidas de promoción de salud general (alimentación y actividad física)
-Reforzar resiliencia personal mejorando calidad y cantidad (en su caso) de pausas/descanso y practicando técnicas de relajación.

Estas medidas individuales no son suficientes, por lo que se hace imprescindible evitar el desequilibrio demanda-recursos que hemos definido al principio.


Contáctenos

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Mensaje